Skip to main content

Microsoft abandona la junta directiva de OpenAI en medio de la guerra antimonopolio

La presión de Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea para acabar con las prácticas antimonopolio están derivando en decisiones muy relevantes por parte de las big tech. Hoy el protagonismo se lleva Microsoft, que se ha encargado de dar la sorpresa al retirar su presencia de la junta directiva de OpenAI.

Microsoft estaba presente en la junta de OpenAI desde hace varios meses, concretamente desde noviembre de 2023. Tras la vuelta de Sam Altman, y varias decisiones que podían comprometer su acuerdo, la gigante del software decidió designar un observador con presencia en las reuniones más importantes de la dueña de ChatGPT.

Ahora, unos 8 meses después, Microsoft ha comunicado a través de una carta que este observador ya no es necesario y lo retira de la ecuación. Además, hace alusión a los nuevos acuerdos, la innovación y la gran base de renovados clientes de OpenAI como fundamento para dejar de mirar de cerca cada movimiento.

¿Qué supone esta salida de Microsoft? En términos empresariales se puede traducir como algo positivo, pues confirma que la compañía fundada por Bill Gates confía en OpenAI y las decisiones que tomará en el futuro. El puesto de observador no tenía potestad para votar o tomar decisiones, pero sí para acudir a todas las reuniones de la junta directiva y observar con detalle cada palabra que se pronunciaba.

El motivo real, que se desconoce de forma oficial, apunta a que Microsoft ha estado sometida a presiones por parte de los gobiernos de EE.UU. y Reino Unido en materia antimonopolio. Por lo tanto, el abandono de la junta directiva podría ser un movimiento para calmar las aguas durante un tiempo.

Microsoft y OpenAI siguen colaborando
Que no te engañe esta decisión, Microsoft sigue siendo uno de los estrechos colaboradores de OpenAI. Ambas compañías siguen aprovechándose mutuamente de su acuerdo, que no pierde valor por el hecho haberse retirado de la junta directiva. De hecho, como ya hemos comentado antes, puede reforzar la relación entre ambas empresas gracias a la confianza mutua.

¿Qué está haciendo OpenAI? Pues bien, tras el acuerdo firmado en enero de 2023, la compañía se está aprovechando de Azure, el sistema de almacenamiento en la nube de Microsoft. La gigante de la inteligencia artificial utiliza las infraestructuras cloud para entrenar sus modelos de lenguaje.

¿Y Microsoft? Los 10.000 millones de dólares le dan acceso a las tecnologías de OpenAI y la posibilidad de integrar sus modelos de lenguaje como GPT en Azure AI o productos como Microsoft 365.