Skip to main content

Aumentan casos de leishmaniasis cutánea por picadura de mosca; causa deformidad en la piel

Investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos han detectado un importante aumento en casos de leishmaniasis, una infección en la piel que puede ser desfigurante, ocasionada por la picadura de la mosca de arena.

 Mosca de arena

¿Qué es la leishmaniasis?
La leishmaniasis es una enfermedad cutánea que se transmite por la picadura de un insecto infectado. De acuerdo con información de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, existen distintas formas de leishmaniasis, siendo la más común la cutánea y la visceral.

  • Leishmaniasis cutánea: causa infecciones que desarrollan llagas en la piel.
  • Leishmaniasis visceral: afecta a los órganos internos, como el bazo, hígado o médula ósea.
  • Leishmaniasis monocutánea: afecta a las vías respiratorias en boca, nariz y garganta.

 Ilustración de leishmaniasis cutánea

Hasta hace poco tiempo, la leishmaniasis cutánea se relacionaba con viajeros que regresaban del extranjero. Sin embargo, la nueva evidencia de secuencia de ADN presentada por investigadores estadounidenses ha revelado que el aumento de casos se ha presentado en personas que no tienen un historial de viajes fuera del país.

¿Qué produce leishmaniasis en humanos?
La leishmaniasis se produce tras la picadura de insectos de flebótomos hembra infectados, que necesitan ingerir sangre para producir huevos. De acuerdo con especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen alrededor de 70 especies que pueden ser fuente de transmisión del parásito.

Sin embargo, los casos de aumento por leishmaniasis cutánea se han observado por la picadura de la mosca de arena, también conocida como flebótomo o plumilla, una diminuta mosca de color canela que mide aproximadamente la cuarta parte de un mosquito, así de pequeña es, pero su daño puede ser mortal.

"Las personas pueden ser asintomáticas y no desarrollar nada, pero cuando son sintomáticas, desarrollan úlceras en la piel y a veces empiezan como un pequeño volcán con un cráter", explican especialistas de los CDC.

 Infección en la piel por leishmaniasis

“Estas úlceras suelen brotar cerca del lugar de una picadura reciente. El parásito inutiliza los nervios de la piel, por lo que las úlceras no suelen ser dolorosas, pero tienden a cicatrizar y pueden desfigurar, sobre todo si aparecen en la cara”, agregan.

¿Qué pasa si tienes leishmaniasis?
Cuando tienes leishmaniasis cutánea, se desarrollan lesiones en la piel que varían en tamaño y apariencia, las cuales comienzan como úlceras abiertas, similares a heridas dolorosas, con bordes elevados y una base de tejido muerto. Con el tiempo, estas úlceras pueden formar costras y, en algunos casos, bultos elevados.

Además de las lesiones, es posible experimentar síntomas locales en la piel, como picazón, inflamación y enrojecimiento en el área afectada. La gravedad de las lesiones puede variar según la cepa de Leishmania involucrada y la respuesta inmunológica de cada persona.

Hasta el momento, se ha solicitado a los médicos de Texas que notifiquen a las autoridades sanitarias los nuevos casos de leishmaniasis cutánea para actualizar el registro.

Ahora que ya sabes qué es la leishmaniasis cutánea y qué insecto podría causarla, cuídate mucho para evitar la picadura de este insecto.