Skip to main content

¿Qué tan peligroso es el incienso? Un estudio reveló que puede encoger el cerebro aunque ya seas un adulto

Ya sea porque busques relajarte o por alguna cuestión de creencia como limpiar malas vibras o atraer ventas a los negocios, el incienso es un elemento que para muchos no puede faltar, pero te contamos por qué el incienso es peligroso y las consecuencias de respirarlo en exceso.

¿De qué está hecho el incienso?
De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el incienso es un material que crea un aroma cuando es quemado.

El incienso está hecho de materiales como: Aceites aromáticos, nitratos y nitritos.

Y aunque el incienso sólido no era considerado peligroso, la realidad es que esto podría ponerse en duda.

 Persona encendiendo incienso sin saber que es peligroso y las consecuencias de respirarlo en exceso

¿Qué pasa si respiras mucho humo de incienso?
Un artículo publicado por la revista científica Nature estudió el impacto del humo del incienso en ambientes cerrados, encontrando que, aunque aún falta evidencia para declararlo un hecho, los análisis arrojaron que sí puede haber una relación entre el humo del incienso y algunos peligros y consecuencias de respirarlo en exceso.

Por ejemplo, se encontró que podría tener un impacto considerablemente negativo en el cerebro, pudiendo estar relacionado con envejecimiento cognitivo acelerado, deterioro cognitivo e incluso con la aparición de ciertos tipos de demencia como el Alzheimer y demencia vascular.

De hecho, el artículo señala que la exposición constante al humo del incienso puede encoger el volumen total del cerebro o determinadas áreas como el córtex prefrontal.

El incienso también puede ser peligroso porque aumenta la probabilidad de infartos cerebrales, además de incrementar la incidencia de infartos y enfermedades vasculares.

¿Qué es más tóxico: el tabaco o el incienso?
Aunque el humo del tabaco es conocido por los daños a la salud que provoca, el incienso no se queda atrás, pues algunas investigaciones incluso sugieren que el incienso podría ser más peligroso que el tabaco por los materiales con los que está hecho.

Los materiales con los que está hecho el incienso también están relacionados con mayor incidencia de diferentes tipos de cáncer y del crecimiento de algunos tipos de tumores.

Ahora que ya sabes por qué el incienso es peligroso y las consecuencias de respirarlo en exceso, procura disminuir su consumo o erradicarlo permanentemente de tus espacios.